Loading...

01 February 2006

GUIDO CANALES OSORIO; Una historia mal contada?

Durante las agotadoras jornadas de invierno del año 2000 en la región de O`Higgins, producto de la mortandad injustificada, hasta este minuto, de animales en predios aledaños a la capital regional, surge un nuevo y preocupante antecedente. Nos referimos al “supuesto ataque a un humano”.

En un principio los hechos ocurridos en la región solo fueron archivados mediante la documentación obtenida en prensa regional y nacional de las extrañas muertes y no fueron motivo en ese minuto de seguimiento, ¿como hacerlo?, todo era tan rápido y las declaraciones parecían en un principio no coincidir para nada, decidí que debía esperar un tiempo prudente, el que fuese necesario para investigar de verdad que era lo que había ocurrido.

Debo decir que para mí el tema Ovni nada tiene que ver con el fenómeno mal llamado “Chupacabras”, es por ello que en un momento dude mucho en rastrear las muertes que estaban ocurriendo en la zona. Nunca recibí ningún reporte de avistamientos antes, después, cerca o lejos de las matanzas, es por ello que afirmó que el fenómeno Ovni, nada tiene que ver con las muertes de animales.

Sin embargo los hechos comenzaron a extenderse a casi toda la región y como fenómeno social resultaba altamente interesante y como investigación mucho más. Es cierto y debe reconocerse, existen muchos casos en los cuales los culpables son conocidos, es decir, perros, otros animales, pero también es cierto que existe una cantidad de muertes que no tienen explicación aún.

En terreno por esos días los profesionales del SAG (Servicio Agrícola y Ganadero) realizaban de vez en cuando una que otra necropsia para averiguar si efectivamente los animales carecían de sangre, pero según su diagnóstico esto no era así, ya que la sangre sí existía pero estaba apanada ya que la carne no estaba blanca como debía ser si estuviéramos en ausencia de sangre.

En una conversación sostenida con la investigadora que más antecedentes maneja de este fenómeno en Chile a nivel nacional me refiero a Liliana Núñez de Santiago, el día sábado 20 de marzo de 2004 entre las 21:00 y las 22:00 hrs., a raíz del tema, me comentó que Alberto Urquiza, habría ofrecido por un canal de Televisión, pagarle el tratamiento a Guido, debido al estado en que se encontraba producto del ataque recibido en el año 2000.- Para mí en ese minuto era todo novedoso ya que nada sabía de la condición actual de Guido.

Fue entonces cuando me comuniqué con Luis López, de Peumo, localidad en la cual ocurrió el incidente y persona con la cual realice varias visitas a terreno en ese entonces y me comentó lo siguiente:

“En invierno del año 2003 entre los meses de Junio y Julio, Guido canales estuvo internado en el Hospital de la ciudad de Rancagua, por un período de 20 días. No se sabía, en ese minuto, cual era el motivo y Luis no creía que podía deberse a los sucesos ocurridos hace 4 años. Le solicite entonces que estuviera al pendiente, ya que el vive en la localidad misma de los hechos e investigara al respecto. Yo por mi parte haría lo mismo.

Días más tarde, el domingo 21 de marzo de 2004, alrededor de las 11:00 de la mañana me comuniqué telefónicamente con Luis nuevamente y esto fue lo que me comentó:

“Efectivamente Guido Canales Osorio, estuvo hospitalizado en la ciudad de Rancagua, a raíz de un problema de índole psicológico, esto debido a las constantes pesadillas que el fenómeno le habría provocado tales como; recuerdos del hecho, pánico al mismo y decía constantemente que lo veía, es decir a su atacante.

Esta información me sorprendió muchísimo, debido a que no imaginé que la experiencia hubiera sido tan traumatizante. Es decir, me pregunto ¿los médicos que lo examinaron no detectaron posibles secuelas del hecho, o sea eso quiere decir que Guido fue tratado médicamente por este hecho muy pocas veces, de lo contrario me supongo, se habría advertido alguna alteración visible en el sistema nervioso?.

Luis añadió que luego del ataque en el año 2000, Guido se volvió más introvertido y nunca dejó de sentir temor de lo ocurrido, situación que por supuesto su familia vivió en silencio. Las marcas dejadas por el agresor desaparecieron al poco tiempo pero estas no fueron estudiadas por otros médicos, por tanto su origen nunca se pudo establecer.

Luego de que la prensa especulara y ridiculizara lo ocurrido a Guido, éste no quiso hablas más con la prensa, es por ello que decidimos buscar en los archivos parte del material y nos encontramos con una cinta de audio que contenía una entrevista a Guido Canales, a su hermano Luis y a don Alamiro, la persona que encontró a Guido en estado de schok la noche del incidente.

Transcribiremos para ustedes íntegramente lo contenido en ella. La primera entrevista es la realizada a don Alamiro, don “Ala” como le llaman, quien vive en el callejón a unos veinte metros de donde fue atacado Guido Canales y fue precisamente él, quien prestó auxilio en esos momentos, veamos lo que dice:

“Ese día deben haber sido como las dos de la mañana, porque yo ví el partido y después apague la televisión y en ese instante cuando apague el televisor como a los cinco minutos Guido me habló, me dijo don Ala, ¿Qué paso? Le dije yo, venga que me pegaron, venga que estoy en el suelo, me pegaron. Ahí yo me quedé escuchando si sentía a alguien correr y no sentía a nadie y me fui a buscar a los chiquillos para que lo viniéramos a ver y los tope a la salida y fuimos corriendo y estaba Guido en el suelo, como que se quería morir porque no podía hablar, tenía los ojos grandes, asustado, no podía hablar, no se le entendía nada.

Tenía alguna huella de sangre o algún machucón cerca de los ojos?
No, no tenía nada, no tenía ninguna huella de nada. Y después cuando lo revisamos tenía rasguños en el cuello a los dos lados; cuatro por un lado y cinco por el otro, hasta abajo, las uñas se le cruzaron al llegar aquí (finalizando el cuello),y ahora en la mañana yo lo fui a ver y tiene los rasguñones todavía.

Usted comentaba que Luis había sentido como si alguien le había pegado?
No, luchito estaba al lado de nosotros cuando estabamos parando al Guido y luchito dijo ¡hayyyy! Don Ala me pegó a mi también aquí, le había pegado en la cintura, yo ahí lo tomé de una mano y lo sujete para que no le fuera a pasar algo y lo anduve trayendo de una mano para que se le quitara el susto que tenía, dijo que había sentido un golpe que le habían pegado por el lado de la espalda, en el instante en que estabamos parando a Guido. Estaba un periodista de las Cabras en ese momento con nosotros, habíamos 8 ahí.

Carabinero también estaba acá?
No, cuando llevamos al Guido para la casa, ahí llegaron y vieron todo lo que había pasado.


En el cuerpo tenía alguna huella o solo en el cuello?
En el cuello solamente tenía esos rasguñones pero las uñas son finas como de un pájaro chico, uñas usaditas, pero las tiene separaditas como de un centímetro una con la otra los rasguñones que tiene en el cuello.

Y Usted con los años de experiencia que tiene, que cree que podría ser?
Yo creo poco, no soy de espíritu que pueda haber algún pájaro. No se que pueda ser.


Algo maligno?
Sí, algo maligno creo yo, porque no se ve. Porque el Guido por lo que nos dio a entender a nosotros dijo que venía volando y se le enfrentó y dijo que venía volando de abajo y lo vio él como a veinte metros calculamos y se le tiró y lo abrazo altiro con las alas Y el Guido se le fue en collera, se mancuerno y por eso cayó al suelo y prendió una linternita chica que tenía que llevaba para alumbrar y no la llevaba prendida y la prendió y ahí el pájaro se fue.


Continuando con la cinta, nos encontramos con una entrevista a Guido Canales Osorio, el afectado. Recordemos que estamos revisando una cinta del año 2000, notas realizadas dos días después de los sucesos. Veamos que comentó Guido entonces:

“Eran como las dos de la mañana cuando yo me fui a la casa y mi mamá acá me pasó una linterna para que me fuera y me dijo que la llevara por si pasaba algo y me fui. Y voy como a treinta metros del “ruco” de él (se refiere a don Alamiro) cuando se me para delante este animal y me apaña, me abrazo y ahí yo encendí la linterna y se arrancó y empezó a levantar tierra, pero es igual a un gorila, tiene cachos y la boca grande el hocico, tiene los pies igual que un humano pero las alas son grandes y ahí me empezó a dar vuelta por el suelo, me dio tres vueltas al suelo y el cuello me lo araño y de ahí llamaba al caballero yo pidiéndole auxilio y de ahí ya no me acuerdo más.

Con que lo araña, tenía manos?
Sí, unas manos grandes, inmensas, uñas grandes también
.

Aparte de las alas?
Si, aparte de las alas, no hace nada con las alas, lo único es que lo apaña, pero con las manos lo ataca.

Los ojos, le vio los ojos?
Sí, unos ojos de color y dan vueltas, las mismas características que dan para Calama, las mismas, igual.

Cuanto mide más o menos?
Un metro veinte.

Usted se defendió, usted lo atacó a el?
No, yo me intenté defender pero no pude. Con la linterna la encendí y ahí se arrancó, le tiene miedo a la luz. Eso es de lo que yo me acuerdo.

Hasta aquí las breves declaraciones de Guido. Debo decir que su tono de voz en la cinta es bastante preocupante, se notan los efectos del estado de Schok que sufrió.

Para finalizar con las notas en la cinta, veamos ahora lo que Luis Canales Osorio, Hermano de Guido nos dice. Esta cinta nunca ha sido transcrita, solo emitida por una pequeña radio local.

“Yo fui a dar una vuelta para acompañar a la señora de mi hermano y me fui por detrás de la casa para ver las huellas que había dejado en el árbol, cuando enfoque, yo pensé que eran los pavos que estaban arriba de la mata en la noche y se meniaba (movía) la mata y e l tronco es grande y enfoque y ahí lo ví, le tire el balazo porque yo quería cazarlo, matarlo por lo que le había hecho a mi hermano, por los conejos, por todo y tanto daño que ha hecho.

Pregunta: Deben haber unos cuatro metros de distancia?.
No, habían como diez metros mas o menos.

Y de altura, cuanto tiene el pájaro?
Metro veinte o metro y medio más o menos mide el pájaro.

Usted lo enfoca, dispara y cae al suelo?
No, no, ha esa distancia no le hice ninguna cosa y voló, siguió volando y yo traía tiro en los pantalones, pero me equivoqué de bolsillo, es sacar el tiro se alejó como a cincuenta metros y seguí corriendo detrás de el y le tire como diez balazos, pero los otros no le pegué, pero el primero tengo que haberle pegado, ahí me fui por la quinta, por entremedio de los árboles, tirando balazos y mas balazos y después llegaron los carabineros y mi hermano lo vio también y ahí corto para arriba volando, (no se refiere a Guido, habla de otro hermano)para el sector de Peumo más o menos y ahí se desapareció, después nos venimos y eso fue todo lo que ví yo.

Dentro de lo que usted vio, que es lo que vio realmente de el?
Es como un murciélago gigante, es igual que un murciélago, es negro y grande como metro veinte, metro treinta de altura más o menos, las alas son largas, cada ala yo creo que mide mas de metro y medio, volando se ve grande, en el aire se ve grande, grande. Eso es todo lo que ví yo, yo lo único que quería era matarlo por eso le tire varios balazos y corrí detrás de el pero es rápido para volar.

No tendría nada que ver la versión del SAG que dice que sería una Guiña?
No, no era una Guiña, las guiñas no vuelan, es fuera de lo normal el pajarraco ese.


Usted está preparado por si vuelve a atacar esta noche?
Sí, hay que esperar para verlo y tratar de matarlo para que no siga haciendo daño. Hay más de 70 pavos, gallinas una 100, patos, caballos, cerdos y los niños, imagínese que un pájaro como ese toma a un niño de 10 años se lo lleva, para el tamaño que tiene y la fuerza, imagínese mi hermano, un hombre que pesa como 80 kilos mas o menos lo apaño y lo tiro al suelo y no, no es normal. Lo bueno es que había un periodista con una cámara cuando mi hermano estaba en el suelo y vimos la polvareda cuando iba volando, cuando dejo a mi hermano y voló, si quedo la polvareda con las alas, el viento que levantó.

Lo enfocó el periodista con la cámara?
Sí, no se si habrá grabado algo en la noche, si nos dio miedo, para que estamos con cuestiones nos dio miedo a todos, los carabineros, todos se asustaban, andábamos asustados. Yo solo lo seguí por la quinta para adentro porque me considero valiente, no me corto nunca, yo, no me asusta nada, iba enfurecido con ganas de matarlo y le tiré diez balazos, con el primero tengo que haberle hecho algo ya que le tire a diez metros.
Yo no creía esto, cuando veía en la televisión los casos que pasaban, me reía, pero ahora creo, ahora creo, es algo fuera de lo natural.

Hasta aquí las declaraciones de Luis con respecto a los sucesos.

El caso de Guido representa sin duda algo que al menos para mí, no es entendible. Muchas preguntas nacieron en mi mente luego de los hechos, ya que por ese entonces pude trasladarme al lugar de los hechos el día martes, es decir dos días después de lo ocurrido. Pude realizarle una entrevista en videocámara, la cual expondré a ustedes prontamente. y comprobar a la vez la sicosis que reinaba en esa localidad luego de los acontecimientos.

Este material que les he entregado a ustedes no está en ningún registro de prensa, es material que forma parte de la recopilación de archivos y que se irá entregando paso a paso.

Por que el subtítulo de ¿una historia mal contada?, se preguntarán, bueno la verdad es que existen muchas incongruencias en los relatos y sobre todo en el ataque mismo. El callejón donde fue atacado Guido es muy oscuro, no tiene luz artificial, el va caminando por un camino de tierra, solo, nervioso, producto de las muertes de conejos que habían afectado la noche anterior a la casa de sus padres, por tanto su nivel de objetividad está muy bajo, algo se le viene encima, lo bota al suelo, cae en un estado de pánico y pide auxilio a posterior.

Lo que me llama poderosamente la atención es y pregunto ¿es posible que una persona en un estado de pánico encienda una linterna que saque de su bolsillo cuando dice que algo grande, inmenso lo apaña, es decir lo envuelve con sus alas y puede detallar sorprendentemente como era el agresor?. Y aún más me sorprende y mucho que siendo un animal, pájaro o lo que sea del tamaño que dicen que es no haya dañado más gravemente el cuello de Guido, ya que los rasguños fueron de carácter leve y desaparecieron rápidamente y más aún llama la atención cuando don Alamiro, hombre de toda una vida de campo, dice que las uñas son de un pájaro chico. Todas preguntas que iremos despejando, espero, a medida que entreguemos este artículo.

Elizabeth Ramírez.-

Nomenclatura:
Guiña:
Nombre dado en Chile a varios gatos silvestres.

1 comment:

Miguel1667 said...

lo que dices es interesante